ACCEDE AL VÍDEO EN YOUTUBE

Santo Domingo de la Calzada es el Patrón de los Ingenieros Técnicos de Obras Públicas e Ingenieros Civiles. Con el nombre de Domingo García, este vecino de Viloria de Rioja, en Burgos, nació en 1019. Tras la muerte de sus padres, Ximeno y Orodulce, dedicados a la labranza, intentó ingresar en dos monasterios benedictinos: el de Valvanera y el de San Millán de la Cogolla, ambos en La Rioja.

Sin éxito, decidió dedicarse a la meditación y a la vida contemplativa, siempre en el entorno más cercano de lo que sería el municipio de Santo Domingo de la Calzada.

A partir de 1039, Domingo García se une a los trabajos religiosos de Gregorio, Obispo de Ostia, enviado para combatir unas plagas en la región. Fue él, Gregorio, quien le convirtió en sacerdote, trabajando hasta 1044 juntos.

Entre ambos, desarrollaron un puente, sobre el río Oja, que facilitaba el tránsito de peregrinos hacia Santiago de Compostela.

Tras la muerte de su compañero, la actividad en la Ingeniería Civil de Domingo García se dispara. Así, comenzó la construcción de la calzada que le daría nombre y que unía Logroño y Burgos.

Siempre pensando en el Camino de Santiago y en la creación de lugares seguros y con servicios para los peregrinos, Domingo García desarrolló un nuevo puente, esta vez de piedra, así como un hospital, un pozo y una iglesia.

Todas estas iniciativas encontraron también un apoyo político. Alfonso VI de León respaldó las obras de García, que ahora contaba con un joven discípulo, Juan de Quintanaortuño, quien finalizó las obras del camino de su predecesor.

Con la construcción del tempo de El Salvador y Santa María, se fue organizando un burgo en torno a las infraestructuras desarrolladas por Santo Domingo. Tanto es así que, ya en 1109, a la muerte de García, se conocía la zona como Masburguete. Este lugar daría lugar a lo que hoy conocemos como Santo Domingo de la Calzada.  

Su pueblo

El municipio de Santo Domingo de la Calzada, en La Rioja, tiene su origen en las acciones llevadas a cabo por Domingo García. En 1.141, recibe el privilegio de población, siempre en torno a las construcciones realizadas por nuestro patrón. Es en 1.250 cuando pasa de ser gobernado por la abadía a serlo por la administración del rey.

Con un desarrollo histórico increíble, Santo Domingo de la Calzada, actualmente, cuenta con 6.222 habitantes, siendo una de las referencias actuales en el Camino de Santiago y en la España del Medievo.

Si bien Santo Domingo de la Calzada es el núcleo creado por Domingo García, éste nació en Viloria de Rioja, en la provincia de Burgos, a 14 kilómetros. Viloria de Rioja, actualmente, cuenta con 42 habitantes. En este pequeño municipio, se encontraba la casa natal de Santo Domingo de la Calzada, ahora en propiedad del Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas.

Se trata de una adquisición, llevada a cabo hace años, para la creación de un espacio que sirva para difundir la figura del Santo y el valor de la profesión en la sociedad.

El Santo

Domingo García ha llevado a cabo diferentes milagros a lo largo de la historia. Desde la curación de peregrinos que, con diferentes enfermedades, entraron a la catedral y al sepulcro del santo, y que salieron totalmente sanos, hasta el suceso del gallo y de la gallina.

Este último, conocido con el nombre del “Milagro del gallo y de la gallina” es, sin duda, el hecho más importante imputado al Santo.

Así, en el siglo XIV, una peregrina se enamoró de Hugonell, un joven alemán que se encontraba en la zona junto a sus padres. La peregrina no aceptó el rechazo del alemán, dejando una copa de plata en su bolsa e inculpándole de robo. Enjuiciado y condenado a la horca, el joven no murió, proclamando éste que fue el resultado de la intervención de Santo Domingo de la Calzada.

Cuando los padres del joven relatan lo sucedido al corregidor, éste, riendo, les comenta que su hijo está “tan vivo como el gallo y la gallina”, haciendo alusión a su cena, ya cocinada. En ese momento, las aves vuelven a la vida, siendo Santo Domingo de la Calzada el artífice del milagro.

La profesión

Santo Domingo de la Calzada está íntimamente ligado a la profesión de Ingeniería Técnica de Obras Públicas. La construcción de infraestructuras básicas, ya en el siglo XI, demuestra la importancia que ha tenido este personaje para la Ingeniería Civil de nuestro país, más allá del plano religioso.

Es por ello que, en 1930, pasa a ser considerado Patrón de los Ingenieros Técnicos de Obras Públicas e Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, como un homenaje al trabajo realizado en la consecución de una ciudad, que hoy en día lleva su nombre y que daba servicio a los peregrinos del Camino de Santiago.

Siglos después, seguimos celebrando, el 12 de mayo, día de su fallecimiento, la labor de Santo Domingo de la Calzada, nuestro patrón. ¡Feliz día de la Ingeniería Civil!

ACCEDE AL VÍDEO EN YOUTUBE