ACCEDE AL VÍDEO EN YOUTUBE

Durante la pandemia, especialmente en la primera etapa de confinamiento, la movilidad cambió de manera drástica. De hecho, apenas se daban desplazamientos en ciudades que, meses antes, contaban con atascos kilométricos. También durante la COVID, muchas familias reorganizaron su modo de vida para optar por deslocalizar su actividad y buscar casa en la periferia más lejana, con nuevas formas de vida y de movilidad.

Con todos estos cambios de hábitos y con la Agenda 2030 como gran reto global, ahora hemos de adaptar los requisitos del Cambio Climático al crecimiento continuo de las ciudades y al uso de las recién llegadas nuevas fórmulas de movilidad.

Ante esta perspectiva, Fernando Minaya, Colegiado, Ingeniero Civil y experto en Movilidad y en Seguridad Vial, analiza las nuevas formas de desplazamiento en una ponencia grabada con motivo de la segunda edición del Congreso Online de Movilidad Urbana Sostenible, COMUS, en el que el Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas ha patrocinado.

Durante prácticamente 30 minutos, Minaya analiza la Nueva Movilidad en sus diferentes fases, teniendo en cuenta la era pre, durante y post COVID. De esta manera, la resiliencia que ha supuesto la crisis sanitaria ha conllevado un antes y un después en las formas de desplazamiento, especialmente en lo relacionado con la tecnología.

¿Qué lecciones hemos aprendido durante el confinamiento y en lo referente a este ámbito de la Ingeniería Civil? En primer lugar, que la salud es lo primero y, por ello, las ciudades llevan años modificando algunas de sus vertebraciones principales para permitir, entre otros aspectos, la implantación de carriles bici.

Todo ello, utilizando la tecnología para analizar los movimientos de los usuarios, tanto en transporte público como privado, para conocer mejor los usos y los hábitos y poder organizar las ciudades en función de sus necesidades reales.

Los nuevos dispositivos también van dirigidos al desarrollo de métodos de gestión de la ITV, de limpieza inmediata en los vehículos y en el fomento, por supuesto, de coches híbridos y con fuentes de energía alternativas.

Todas estas medidas, tanto llevadas a cabo por empresas privadas como por entidades públicas, son fundamentales en el presente y en el futuro de la Ingeniería Civil.

Continuamos con la celebración de Santo Domingo de la Calzada en el Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas.

ACCEDE AL VÍDEO EN YOUTUBE